Cambios...

Llevo mucho tiempo sin postear, pero definitivamente es que no he tenido tiempo...
Hace algo más de una semana, me mudé de ciudad y de trabajo, y ahora estoy trabajando en Granada (un pelín lejos, pero bueno). La verdad es que estoy muy contenta con el trabajo, pero también estoy agotada. Apenas tengo acceso a internet (ya no sólo por "falta" de conexión, sino también por falta de tiempo) y hoy por fin he podido ponerme al día en el blog y leer todas vuestras noticias.
Espero poder estar completamente al día con todo para las vacaciones de Semana Santa y que a partir de entonces todo vaya con más calma.
Ni que decir tiene que el punto ha quedado "abandonado" últimamente... Creo que la chaqueta ya la gastaré el invierno que viene...

Fin de semana "bien aprovesao"

Creo que he aprovechado bien el fin de semana, o al menos eso me digo a mi misma para convencerme de que todas esas cosas que me había propuesto hacer (casi como cada fin de semana, ya se ha convertido en una tradición) eran demasiadas y no me ha dado tiempo.
El viernes después de mi super clase de danza tuve cena en casa de unos amigos para celebrar el cumpleaños de uno de ellos. Total, que ya llegué a las tantas.
El sábado me levanté relativamente pronto para acompañar a mi madre a comprar unas lámparas, pero yo me pregunto... ¿por qué salir sólo a comprar unas lámparas? Al final, toda la mañana y media tarde por ahí viendo tiendas, para llegar a casa con un "mosqueo" considerable porque para una cosa que veo que me gusta... resulta que no tienen mi talla (grrr)
Eso sí, se me alegró el día cuando después de mi enorme siesta para recuperarme de la cena del día anterior conseguí acabar la espalda de la chaqueta (por segunda vez) y al medirla comprobé que esta vez SI que me quedaba bien (oe, oe, aplausos de verdad)


Hoy he conseguido hacer varias cosas también aunque como soy lirón-Laurix no conseguí levantarme demasiado pronto. Estuve trabajando un rato, conseguí hacer un listado de documentos que tengo que entregar y además estuve "ayudando" a mi madre a cortar una falda que me va a hacer (no es modista, aunque mi casa siempre parece un "taller"). Tengo que confesar que en realidad no la ayudé mucho, sólo hice las fotos, pero... ¡eso también cuenta!

Además, he tenido tiempo para salir a tomar unas cañas con una amiga, y dar una vuelta con N.

Conclusión: que no he hecho "nada" de lo que me había propuesto, pero me queda el consuelo de pensar que ha sido un fin de semana "bien aprovesao"

Editado un par de minutos después porque se me ha olvidado decir que también he aprendido a poner un enlace a mi flickr en el blog, después de más de innumerables intentos

De vuelta a empezar...

Como vale más una imagen que mil palabras, he aquí mi noche de ayer:



La espalda de la chaqueta que terminé el domingo...

... y deshice ayer...

...¡para empezar otra vez de nuevo! :-)







¿1 de 4?


Ayer terminé la espalda de la chaqueta de rallas (oe, oe, aplausos, je, je) y estaba yo tan contenta cuando decidi medirla, por si las mosquis... Entonces, oh, no! me di cuenta de que a lo mejor necesitaba deshacer media espalda, porque desde la sisa la verdad es que queda un poco estrecha, y no es que me guste la ropa amplia, es que me temo que no me va a dar ni para mover los brazos :-( No me deja subir la foto, así que ya editaré el post para ponerla.
En fin, que hasta que no lo tenga claro, he empezado con el delantero (fotos aquí), por eso de superar el dolor que supone deshacer lo que tanto costó hacer antes, pero bueno, empiezo a asumirlo, no hay "obra" en la que no me toque volver para atrás... ¡Cosas que tiene ser principiante!
[Editado al día siguiente para poner la foto]

La clase de los viernes

Ayer decidí de nuevo que me gustan los viernes... Lo sé, sé que es el típico día de la semana que gusta a todo el mundo porque supone el fin del "sufrimiento" de la semana de trabajo, y el inicio de relax...

Pero además, a mi me gustan por otras razones... Mi trabajo no tiene horarios, trabajas cuando y como puedes y por ello no desconectas al llegar al fin de semana, sigues trabajando en lo mismo, intentando avanzar un poquito más. Y aún así yo sigo esperando a que llegue el viernes. Por la tarde suelo relajarme, y tomarme la tarde para mi, de relax (bien es cierto, que esa tarde la recupero muchos sábados por la mañana, pero eso no cuenta) y a medida que avanza la tarde... Espero con más ganas mi clase de danza del vientre.

Me gusta esa clase por una multitud de razones:

He descubierto que tengo muchos músculos y partes del cuerpo que no sabía que existían (en el colegio se me daban mal las ciencias, je, je) y que además puedo mover con independencia... (es una pasada descubrir eso...)

He descubierto además, que por muy mal que se me de (lo confieso, no soy precisamente de las mejores :-( ) siempre se me nota cómo avanzo, lo cual me hace sentirme mejor conmigo misma.

He descubierto que las clases me provocan un fuerte subidón de la autoestima: tener que mirarte al espejo mientras haces movimientos que en otras circunstancias se considerarían ridículos intentando pensar que eres una reina seductora, supone que al final te lo tienes que medio creer para no empezar a reirte a carcajadas en medio de la clase y que tus compañeras te miren con cara de "está loca".

He descubierto que me interesa el mundo oriental, me parece curioso descubrir los sonidos que utilizan, su forma de ver la vida y cómo eso se manifiesta a través del baile (ayer nos enseñaron que los movimientos son lunares o solares en función del trazo que se haga y que (como en la mayoría de civilizaciones) hay canciones que sirven para ahuyentar a los malos espíritus). Además me parece bonito poder seguir manteniendo la imagen mítica e idealizada del mundo árabe de "Las mil y una noches", muy distinta de la que nos transmiten los medios de comunicación de hoy en día.

Y por último he descubierto que las clases me suponen una forma muy buena de "evasión". Poder mover el cuerpo acomodándose a los ritmos acompasados de la música, supone la posibilidad de poder transportarte a lugares muy lejanos en los que no tienes que lidiar con las circunstancias diarias (lo sé, soy una soñadora empedernida, pero no puedo evitarlo... ^-^). Ayer me gustó especialmente porque hicimos un movimiento con música árabe de relajación en el que teníamos que mover los brazos como si estuviéramos volando (sí, sí, igual que en las películas) y verdaderamente tuve la sensación de estar transportándome fuera, olvidándome de los problemas de esta semana (que han sido muchos) y consiguiendo que me entrara un poquito de buen rollo.

Por todos estos descubrimientos, no me queda más remedio que reconocer que me gustan los viernes, y que me gustan mis clases de danza del vientre porque me permiten seguir descubriendo cosas tanto sobre el mundo como sobre mi misma.

De imperdibles y fracasos tejeriles


Al ver la Mae-mae en el blog de superbrujis, me he acordado de mis imperdibles "personalizados" para cerrar chaquetas. Eso, y los fracasos tejeriles de Lia. Así que me he decidido a poner una foto del imperdible para cerrar mi fracaso-chaqueta.
El año pasado me compré unos pantalones verdes y decidí hacerme una chaqueta a juego (no sé por qué tengo la manía de combinar siempre los colores, lo cual a veces puede ser un poco estresante!!). El caso es que toda contenta me puse manos a la obra con mi chaqueta, en la que mezclaba punto arroz con punto liso, y los delanteros iban tejidos en horizontal. Un día pasé por la tienda de abalorios y compré las piezas para hacer el cierre, puesto que no llevaba ni botones ni cremallera ni "ná" parecido. El problema vino cuando cosí la chaqueta... Las piezas estaban descompensadas, el punto tenía unos cuantos fallos, y no me cuadraba al coserlo. Para colmo de males... me quedaba como una alforja, así que terminó.... ¡Directa en la bolsa de la basura!
Ahora tengo el imperdible para el cierre, pero no tengo chaqueta... Así que todavía estoy buscando qué uso darle... En fin, que al ver el Mae-mae de Superbrujis, me he acordado del imperdible que estaba guardado en la caja de los abalorios y he decidio sacarlo, aunque sólo fuera para hacerle una foto ;-)