De todo un poco

Al hilo de otras ilustres blogueras castellanas, he de decir que me siento afortunada. No he tenido que emigrar (bueno, temporalmente tuve que hacerlo), pero de momento he podido trabajar aquí, y además de lo que me gusta (que no es fácil). Me ha costado mucho, y cada poco surgen traspiés, pero al fin y al cabo, creo no me puedo quejar (demasiado).

Sin embargo, que yo no me pueda quejar a nivel personal, no implica que esté de acuerdo con lo que ocurre. Castilla se está despoblando (nos guste o no, casi seguro que las estadísticas lo prueban). Cada vez más jóvenes se tienen que ir a otras ciudades en busca de un trabajo (frecuentemente mal pagado), porque aquí no hay, y no se crea. Es triste pensar que la generación mejor formada de la historia no encuentra trabajo (que se adapte a su formación y que tenga un sueldo decente,y obviamente sin mediación de ETT), y francamente me da rabia. No entiendo que no se haga nada de forma visible y real. No entiendo que se repitan situaciones como las de Alex o fifilota, por poner ejemplos cercanos. Así, que por lo menos me uno a la protesta.

En otro orden de cosas, llevo todo el día pensando... ¿cómo soy? Ayer en una conversación metafísica con N. (de esas que surgen últimamente) me preguntó si sabría describirme. Y he llegado a la conclusión de que no puedo (y no quiero). Utilizo adjectivos y cojo cualidades que sé que otros dirían de mí, pero que a menudo no me he parado a pensar si tengo. Pero lo más curioso es que tampoco quiero saberlo. No me gusta la convulsión interna que se me ocasiona cada vez que pienso, así que si puedo evitarlo, digo... ¿por qué no hacerlo? Lo "peor" de todo es que últimamente no hago más que leer blogs con gente replanteándose cosas, haciendo filosofía con su vida, y eso me hace pensar... Así que llevo unos días dándole vueltas al coco sin parar.

No, no, y no

Ayer tenía un poco de tiempo entre cosas varias que tenía que hacer... así que al final decidí darme una vueltecilla rápida y breve (entiéndase como "sin mirar demasiado exhaustivamente), por la sección de librería de unos conocidos almacenes. Y tuve que negar tres veces a mi subconsciente sus antojos varios: sendos libros (uno de ellos que ni siquiera sabía que había salido, y descubri el otro día en el blog de Deluxe), y un DVD. Vamos, que digo yo, que
  • ya me vale la tontería de pensar continuamente en saquear mi tarjeta
  • ¿no me había propuesto que no me iba a auto-regalar nada más en el mes de febrero? Y entonces.. ¿por qué miro?
  • Si la película en cuestión no es de mis favoritas (me gustó, vale, pero tampoco fue un "amor sublime"), ¿por qué me entró irremediablemente esa sensación de "tengo que tenerla"?
  • Y lo más irritante de todo... Si nunca compro libros en esos conocidos almacenes (prefiero ir a mi librería local, romántica que es una...), ¿por qué tuve que hacer un esfuerzo sobrehumano para no salir cargada de cosas?

Ay! Esta obsesión empieza a preocuparme... :-P

Cómo empezar bien el día

Una de mis cosas favoritas es salir a desayunar por ahí, y hoy.... desayuno en el bar para celebrar el cumple de Brujita.

¡¡Felicidades!!!

Termina-2


Ya he dicho con anterioridad que soy un poco consumista, vale, lo reconozco (apunto propósito de "año nuevo", intentar no consumir tanto...)


Bueno, el caso es que hoy he ido a por las piedrecitas para finalizar el broche del ani-blog-versario... y me he vuelto con otro para mí. Y claro, el "ansia" me ha podido, y he terminado los dos.... La verdad es que estoy contenta con el resultado, pero no diré cual es para quién.... Así todavía quedará algo de sorpresa para su destinataria...

Y el broche va para...

Después de un fin de semana un pelín ajetreado, hoy por fin he realizado el sorteo del broche.
He apuntado todos los nombres en papelillos...




Y los metido en un recipientillo que había por casa...






N. iba hacer de mano inocente, pero al final no ha podido ser, así que mi mami se ha prestado voluntariosa para hacerlo...





Aquí la véis eligiendo el papelillo ganador,



que ha resultado ser el de...

Enhorabuena. Ya me dirás en qué color quieres las piedras, y los datos para enviartelo. Si quieres, dame tu e-mail y me pongo en contacto contigo.
A las demás, muchas gracias por participar!!!!

y por fin... la foto


Con un poquillo de tiempo de retraso (ya hace casi una semana que lo terminé), he aquí el clapotis terminado, bloqueado, (y estrenado, que todo hay que decirlo :-P)

La verdad es que las fotos no le hacen justicia (yo creo). El color es más bonito al natural, y al tener colores tan fuertes, el calado no se aprecia demasiado (lo sé, no soy precisamente una buena fotógrafa...) Pero yo sigo encantada, es taaaaan suaaaave... Me encanta la malabrigo, así que definitivamente, pensaré más proyectos para poder utilizarla.

Y ahora... me voy a seguir tejiendo, je,je,je.

Sssss, me lo acaban de decir...

El séptimo y último libro de Harry Potter sale a la venta el 21 de julio. Ains! Cada vez queda menos... Je,je, habrá que pedirselo ya...

Lo reconozco, soy una fan aférrima de Harry Potter, y fijaros de lo que me he enterado... (via Debolsillo)

En proyecto


Aquí está la foto de mi proyecto de bordado. Es un pichi, y los dibujos los saqué de bashoapparel. Como dicen "algunas" (je,je, ya sabes por quién lo digo..) es "muy de mi estilo". Se puede apreciar que no está acabado (el papelillo es lo que me falta por bordar, y un pájaro en la parte de atrás). Quedará minifalda, y la verdad es que estoy tan contenta.
Iba a poner también una foto de mi clapotis terminado y bloqueado, pero... la cámara ha decidido que no quiere trabajar más, y me he quedado sin pilas. Cuando la cargue, pongo las fotos.

Día extraño


Hoy es un día raro, de esos que no sabes que pensar ni por qué. El día ha empezado bien, coffee con mi super-bruji, y luego coffee con una amiga que hacía tiempo que no veía (y que me ha regalado las pulseras y los pendientes que están en la foto, de cristal de la India).
Y así pensando, me he dado cuenta de que hay determinada gente con la que sí que me apetece estar, amigos que pensaba que no iban a estar ahí cuando acabara mi periplo encerrada de los últimos XXX meses, o gente que quizá no pensara que me fuera a apoyar tanto. El caso es que luego he comparado esa gente con otros grupos a los que a lo mejor veo más a menudo, y me he dado cuenta de que me aportan menos, que quizá les veo con más frecuencia, me tomo unas copas, y salgo de fiesta, pero que al fin y al cabo mi vida no les importa tanto, y que yo no me siento tan agusto como debiera... (vamos, ralladas varias sobre la amistad que me corroen últimamente).
El caso es que estaba yo tan contenta con mis cosas, mis amigas, y mi vida, que he llegado a casa y se me ha chafado el día. He entrado en internet y he visto cosas que no debiera que me han preocupado y amargado lo que me quedaba de día (que vale, que quizá no sea para tanto, pero... siempre queda la duda), y es que... la vida laboral es "muy dura", y sus consecuencias a veces pesan más de lo que debieran...
Menos mal que esta tarde tengo clase de danza del vientre, y eso... siempre me quita las penas!