Preparativos

No me gustan mucho las navidades, pero reconozco que me gusta el día de Reyes (o similares) Me gusta preparar sorpresas (¡y eso que en mi casa es difícil!, ¿verdad, Fifilota?) Y desde que hago punto me gusta más.
Estos años he regalado algunas cosillas de punto, y hoy ha sido el día de preparación oficial de los regalos (de los que están terminados...) Así que con una cartulina, unos folios, pegamento, hilo, ordenador e impresora, he preparado etiquetas para mis regalos y los de los demás... Je, je, je, me gustan un montón, y lucen bastante...


Además, por fin he terminado la bufanda de mi padre. Me gusta mucho como ha quedado. Para evitar que se apelmazara demasiado, opté por bloquearla, y la verdad es que ha quedado mejor, mucho más suave y flojita. La he hecho con tres madejas de lana merina comprada en persones llanes, una gozada tejerla.




Y para las que disfrutéis de las fiestas, con retraso ¡¡felices fiestas!!

¿y si me lo quedo?


Aquí está, bloqueándose, delante mío diciéndome "no me regales", "no me regales".

Por fin, terminé el swallowtail shawl. La lana es elann baby silk (la misma que utilizó brooklytweed para el suyo), y me ha llevado un poquito más de tres madejas.



El patrón me encanta, y no me ha parecido tan difícil como pensaba que iba a ser. Lo que más me ha costado han sido los "nupps", pero utilicé el consejo que leí en algún blog (no me acuerdo cual) de hacerlos con una aguja de ganchillo. Ver cómo se estiran al bloquearlos es asombroso. Vamos, que cada poco voy y lo miro, de lo maravillada que me tiene.


Será para mi tía, regalito de Reyes (aunque vamos, sino lo quiere... yo me lo quedo gustosa :-P)

Y esta tarde... super-quedada y cena, je,je,je. Día tejeril a tope :-)
Yuhuuu!! Me llegó el regalo de mi swap partner del winter wonderland swap!!


Muchisimas gracias Karen! Me ha hecho muchisima ilusion!
Por otro lado aqui esta el primer calcetin terminado. Al otro le falta la mitad.




Ay! se me había olvidado. La Austermann Black Box me llego el jueves! Es todo lo que esperaba, fantastica! Pero aun no puedo utilizar las agujas... que es regalo de Navidad! Aunque Caliche me dijo que sí que podia, pero claro! y en Navidad qué abro??? Así que mejor espero, que total no falta tanto.

E-cuento

Anita me lanzó el boli, para continuar el cuento que empezó Hiroshige.

Las normas son: voy a dar el comienzo de una historia y nominar a alguien para que la continúe y a su vez nomine a otro alguien para que la siga. La única regla es: escribe todo lo que se te pase por la cabeza, sin imposiciones de ninguna clase y cuando se quiera, se puede repetir escritor. No porque uno haya escrito ya, no puede volver a hacerlo.

El orden hasta ahora, lo tenéis en el blog de Anita.

Este es mi párrafo:

Parado en un semáforo en verde se encontraba el autobús que decidió no coger, y delante de él un coche junto al que yacía un cuerpo aparentemente inerte. Cada vez se veían más luces y se oían más ruidos, y la gente gritaba, las sirenas no paraban de sonar, las luces brillaban como bolas de discoteca de los 70, atrayéndola sin pausa hacia ese cuerpo aparentemente inerte. Elena tenía poco tiempo, debía llegar a la universidad, era su último examen y se lo jugaba todo, su futuro, sus ilusiones dependían de eso. Miró el reloj y vio que aún la quedaban 10 minutos hasta la hora del examen: “Me acerco, miro y me voy”, pensó, “todavía tengo tiempo”. Al acercarse un policía la paró el paso, pero Elena aun tuvo tiempo de ver cómo cubrían el cuerpo inerte y una cara se quedó grabada en sus ojos: parecía que era Alberto quien yacía sobre el asfalto...

Alex, ¿te animas?