A mí me daban dos

Ains! Una no puede resistirse al efecto "consumismo".
Ayer mi madre me dio el bolso (PRECIOSO!! ME ENCANTA!! ) que me ha hecho en patchwork. Hoy ya lo he estrenado ;-)


Cuando salí del trabajo estaba cansada, y me fui a dar una vueltilla por el centro. Volví a casa con otro bolso. Vale que este estaba "justificado" (quería un bolso cruzado de un color relativamente neutro desde hacía unas semanas). Pero ¿dos en un día no es demasiado?